BLOG

Categorías

Gestión
Gestión de Costos
Otros
Procesos
Reducción de costos y gastos
Rentabilidad

Humanización de los cuidados: comprender la importancia

En una realidad de gran competitividad e individualismo exacerbado, la humanización de los cuidados se valora cada vez más, convirtiéndose en una ventaja competitiva. Con ella, los pacientes se recuperan más rápidamente, y también repercute directamente en la motivación de los empleados.

Para que entienda este procedimiento y cómo ponerlo en práctica, hemos creado este post con la información esencial. ¡Compruébelo!

¿QUÉ ES LA HUMANIZACIÓN DE LOS CUIDADOS?

Como sugiere el propio término, la humanización de los cuidados consiste en valorar plenamente a la persona. Por lo tanto, todos los acercamientos deben hacerse de forma cariñosa y respetuosa.

Para ponerlo en práctica, es necesario escuchar y atender a todos los pacientes, estableciendo una relación honesta y ética.

La atención humanizada adopta un enfoque amplio e integral, explorando los aspectos emocionales en lugar de centrarse únicamente en la consecuencia de una determinada enfermedad.

Por ello, la humanización de los cuidados comienza en la recepción y abarca desde las camas de la enfermería hasta la seguridad; es decir, debe estar presente en todos los servicios existentes en un hospital o clínica.

Conozca las ventajas de priorizar la atención humanizada

Los hospitales y clínicas que adoptan la atención humanizada son capaces de obtener una mayor credibilidad e incluso mejores tasas de recuperación.

Al fin y al cabo, cuando los pacientes se sienten acogidos, las posibilidades de recuperación aumentan considerablemente. Pero hay muchos otros beneficios, como:

Más fiabilidad

Al darse cuenta de que está recibiendo una atención de calidad y de que se le valora como ser humano, el paciente tendrá confianza en el hospital o la clínica.

Para ello, todos los empleados deben estar debidamente formados, incluidos los proveedores de servicios.

De esta forma, ya en la recepción, se pondrá especial cuidado en la recogida de datos; un contacto cara a cara en lugar de limitarse a rellenar formularios burocráticos.

Optimismo sobre el tratamiento

¿Conoce a esa enfermera que habla e incluso juega con los pacientes? Este tipo de profesionales son muy importantes para ayudar en la recuperación, ya que aportan alegría y optimismo en un momento delicado de la vida de las personas.

Además, al poner en práctica los cuidados humanizados, los pacientes se darán cuenta de lo importantes que son y estarán más motivados para recuperarse.

Al fin y al cabo, cuando el equipo respeta las individualidades de cada paciente y lleva a cabo un tratamiento con afecto, observando el estado de la familia, su historia psicológica, social y cultural, sus miedos, ansiedades y limitaciones, hay una mayor confianza que se refleja en el optimismo sobre los procedimientos médicos.

Contribución a la memoria afectiva del paciente

Al escuchar atentamente lo que los pacientes tienen que decir, la memoria afectiva se pone inevitablemente en práctica.

Las personas pueden recordar relaciones positivas, como el cariño de una madre, el abrazo de un amigo, el amor de un hermano; en definitiva, son aspectos que contribuyen a la parte emocional, dando más fuerza para afrontar la enfermedad.

La humanización de los cuidados: una tendencia mundial

Dados los beneficios presentados anteriormente, la humanización de la atención hospitalaria es una tendencia mundial que ya forma parte de los protocolos de numerosos países.

Esta realidad también está presente en varios otros ámbitos de la economía, incluso con el avance cada vez mayor de la inteligencia artificial.

Esto se debe a que ningún robot funciona sin la presencia humana. Tal y como vivimos en la sociedad, la humanización de los cuidados es una premisa que debe valorarse siempre, aportando más armonía y calidad de vida.

¿Le ha gustado nuestro post? ¿Quiere estar siempre al tanto de nuestras novedades? Entonces visite nuestra página de LinkedIn.