BLOG

Categorías

Gestión
Gestión de Costos
Otros
Procesos
Reducción de costos y gastos
Rentabilidad

Conozca 4 consejos para la seguridad de los datos sanitarios

La seguridad de los datos sanitarios es una cuestión muy importante y debería ser prioritaria para los gestores. Al fin y al cabo, este sector, como muchos otros, recoge y almacena una gran cantidad de información de los pacientes y de la propia institución.

Además, esta protección es un derecho de todas las personas, especialmente en este ámbito donde los datos son más sensibles. Cuando no se invierte en ello, la empresa es vulnerable a los ataques de hackers, a las fugas de información, entre otros riesgos.

Por ello, hemos enumerado algunos consejos para ayudarle a mejorar la seguridad de los datos sanitarios. Siga leyendo.

1. Utilice la encriptación

El cifrado es un mecanismo utilizado para enmascarar la información, haciéndola ilegible. Esta práctica es esencial para proteger los documentos digitales, las historias clínicas electrónicas, los mensajes, los archivos confidenciales, las pruebas de los pacientes, etc.

Con un sistema de encriptación, es posible convertir los datos en códigos indescifrables, que sólo pueden ver las personas autorizadas. De este modo, se garantiza la seguridad de los datos sanitarios y se evitan riesgos para su institución.

2. Cuidar el acceso de los usuarios

Otra forma de proteger la información es limitar el acceso de los usuarios a los documentos y archivos del sistema. De este modo, es posible permitir que sólo los profesionales adecuados de cada sector vean los datos. Por ejemplo, un médico no necesita acceder a los datos financieros, y el responsable de controlar las finanzas no necesita ver los análisis de los pacientes.

3. Mantenga el sistema protegido

Incluir herramientas como el antivirus y el cortafuegos son métodos importantes que ayudan a garantizar la seguridad de los datos sanitarios. Por lo tanto, invierta en recursos que bloqueen las amenazas a su red de Internet y a sus ordenadores, y mantenga siempre actualizados los programas y sistemas.

Además, bloquee los enlaces maliciosos y otros accesos que puedan dañar la información que se almacena en su ordenador.

4. Cuente con la tecnología

El uso de software que recoge y almacena una gran cantidad de información en la nube es fundamental para proteger los datos sanitarios. Al fin y al cabo, este recurso utiliza un servidor en línea, en el que los profesionales pueden acceder a los datos cuando y donde quieran.

Esta característica, además de ser más práctica, es completamente segura. Esto se debe a que, si algo le ocurre a su ordenador, sus datos no se verán afectados, ya que no dependen de este instrumento para poder acceder a ellos.

Además, la tecnología es una herramienta que ayuda a las instituciones sanitarias a adaptarse a la Ley General de Protección de Datos (LGPD). Su normativa establece requisitos que proporcionan seguridad a médicos y pacientes. Así, disponer de un software de gestión de datos aumenta el cuidado de los archivos de su empresa, agiliza los procesos, mejora la gestión financiera y reduce los costes.

Ahora que conoce algunos consejos para la seguridad de los datos sanitarios, póngalos en práctica para mejorar y proteger su organización. Así podrá ofrecer un servicio seguro a los pacientes, garantizando su satisfacción y reduciendo las pérdidas en caso de robo de documentos.

¿Le ha gustado este contenido? Siga a MyABCM en LinkedIn y consulte más información como ésta para mejorar su negocio.