BLOG

Compruebe la importancia de controlar los indicadores de productividad

Dirigir una empresa no es una tarea sencilla. Es necesario conocer y gestionar mucha información de diversos sectores, sobre todo para identificar los cuellos de botella y las medidas que deben tomarse para superarlos.  En este escenario, los indicadores de productividad son un gran aliado de los directivos, ya que permiten medir el rendimiento de la empresa, tanto en general como en sectores específicos.

¿Quiere saber más sobre la importancia de utilizar estos indicadores en una empresa, cómo funcionan y cómo utilizarlos en su institución? Entonces siga leyendo y descúbralo.

Entender qué son los indicadores de productividad y sus características

Para entender los indicadores de productividad, es esencial conocer su definición. Brevemente, se puede decir que son métricas utilizadas para medir el rendimiento de los procesos internos de una institución teniendo en cuenta los objetivos y metas establecidos.

Hay que tener en cuenta que existen varios indicadores de rendimiento que pueden ser utilizados por las empresas, por ejemplo, los indicadores de rentabilidad, de producción, de facturación, de ticket medio, de rendimiento de la inversión (ROI), e incluso el nivel de asistencia de los empleados.

Todos estos indicadores permiten a los empresarios y a los directivos tener acceso a información fiable sobre la empresa. Por lo tanto, se caracterizan por facilitar el análisis de los procesos internos, incluida la comprensión de la productividad de los empleados, lo que contribuye indiscutiblemente a tomar las decisiones correctas, capaces de mejorar el rendimiento de la empresa.

Conozca los beneficios de los indicadores de productividad

La sostenibilidad y el crecimiento de cualquier empresa dependen de la toma de decisiones eficientes y eficaces. Por eso los indicadores de rendimiento son tan importantes para las empresas. Al fin y al cabo, permiten a los directivos acceder fácilmente a la información sobre el rendimiento de los distintos sectores de la empresa.

He aquí otras ventajas que los indicadores ofrecen a las empresas.

Mejora de la toma de decisiones diaria

Todos los días hay que tomar decisiones de forma rápida y correcta. En este escenario, el análisis de los datos registrados escasamente en hojas de cálculo no es nada eficaz y, por supuesto, puede comprometer la eficacia de la decisión. Al fin y al cabo, los datos registrados y analizados manualmente son más susceptibles al error humano y tienden a ser inexactos.

Mejor seguimiento de los equipos

Conocer la productividad del equipo es esencial para identificar sus dificultades. Mediante el uso de indicadores, es posible controlar los resultados del equipo, los recursos implicados en cada etapa de producción y los posibles cuellos de botella. Esto facilita la identificación de las medidas que pueden tomarse para mejorar el rendimiento de los empleados y, por consiguiente, de la propia empresa.

Vale la pena recordar que, además de estos, los indicadores de productividad pueden ofrecer muchos otros beneficios a su empresa. Al fin y al cabo, optimizan los procesos de gestión. Pero, ¿sabe cómo utilizarlos? Compruébelo a continuación.

Aprender a utilizar los indicadores en la empresa

Como ha visto, hay varios indicadores que se utilizan para analizar y evaluar los procesos y el rendimiento de una institución. Independientemente del indicador que elija su empresa, es esencial recopilar información sobre el negocio, como los recursos gastados, la productividad de los empleados, las inversiones realizadas, etc.

Hay que tener en cuenta que el uso de las métricas de rendimiento requiere un profundo conocimiento de la empresa, especialmente de sus procesos internos, que incluyen las actividades que realiza cada empleado y el tiempo que requieren.

Además, es necesario establecer un estándar para el proceso que se someterá a evaluación. Al final, el resultado obtenido en el análisis del proceso interno debe compararse con el índice estándar. A partir de esta comparación, es posible evaluar el rendimiento de la institución en función de los objetivos establecidos y, en base a ello, diseñar acciones capaces de impulsar la mejora de los resultados.

Hay que tener en cuenta que los indicadores de productividad deben calcularse a partir de información fiable. Al fin y al cabo, el uso de datos incorrectos puede conducir a análisis y decisiones equivocadas. Por esta razón, contar con un software de gestión que sea capaz de ayudar a controlar los costes, la rentabilidad y el rendimiento es una gran opción para asegurar el éxito de su empresa.

¿Quiere saber más sobre las soluciones para la gestión de su empresa? Entonces, ¡no deje de seguirnos en LinkedIn!